TailyMood

Cómo entender el lenguaje corporal de los perros

Es muy importante que aprendas a entender a tu perro y a comunicarte con él y, para ello, tendrás que conocer su lenguaje.

Tener una buena relación con tu perro, establecer un vínculo con él  y que tu perro se relacione de forma saludable con otros perros y personas, es básico para vuestra convivencia y disfrutar de la vida juntos. Por eso es muy importante que aprendas a entender a tu perro, a comunicarte con él  y a reconocer cuándo no se muestra tenso con otros perros o personas, para ello, tendrás que conocer su lenguaje. En este post te cuento detalles concretos sobre cómo entender el lenguaje corporal de los perros para que consigas entender cómo se encuentra.

El lenguaje canino: el idioma de tu perro

El lenguaje canino estudiado en profundidad puede ser muy complejo y varía percibirlo desde el punto de vista humano o canino, puesto que nosotros no podemos percibir los cambios hormonales que tienen los perros en los encuentros con otros perros y es algo que, sin lugar a dudas, puede influir, y mucho, en que un encuentro se resuelva sin llegar a conflicto. 

Entonces, como a nosotros eso se nos escapa de las manos, tenemos que centrarnos solo en lo que podemos ver. 

El lenguaje canino se basa en una serie de señales corporales de tu perro que son reflejo de lo que piensa o siente y lo utiliza de manera tanto consciente como inconsciente para comunicar sus intenciones. 

Los perros se comunican principalmente a través de la posición de su cuerpo, su cola y la expresión de su cara. La cabeza especialmente transmite muchas señales, por los distintos gestos que pueden hacer con las orejas, la frente, el hocico, la boca y los sonidos.

Vamos a diferenciar tres tipos de señales distintas que pueden hacer pero antes de explicártelo, debes tener en cuenta qué es la distancia de seguridad. La distancia de seguridad es la distancia que necesitan tener los perros sobre otros individuos para sentirse tranquilos, básicamente como nosotros, que para que una persona te invada tu espacio no basta con el Match de Tinder. A lo que iba:

Señales afiliativas

Este tipo de señales las hacen los perros cuando tienen interés en “conectar” socialmente con otro perro o persona. Cuando un perro hace estas señales es que concede permiso para que el otro supere su distancia de seguridad y/o avisa de que él va a superar esa distancia. Un cachorro es una señal afiliativa con patas.

¿Cuáles serían estas señales?

  • Dar con la pata para provocar
  • Golpear con el hocico la mano para que le sigas tocando
  • Golpear con el hocico a otro perro para incitar al juego
  • Hacer la reverencia delante de otro perro
  • Provocar con el ladrido
  • Irse corriendo y esperar a ver si le ha seguido
  • Movimiento rápido del rabo a baja altura…

¿Cuando puedes verlas?
En los reencuentros, por ejemplo, cuando llegas a casa después de trabajar, te dará un montón de estas señales y es la forma que tiene tu perro de conectar contigo. A mi cuando me ven muchos perros de mis clientes a 10 metros ya me dan estas señales, por lo que me tengo que preparar porque van a superar mi distancia de seguridad sin ningún cuidado. 

Señales de apaciguamiento

Este tipo de señales denotan un leve malestar, como su nombre indica, su propósito es apaciguar al otro. Un perro tranquilo, seguro y confiado no necesita hacer estas señales. Cuando un perro hace estas señales es síntoma de que está pasando algo que le incomoda y necesita que eso cambie o pare para volver a sentirse tranquilo. Un perro que hace estas señales se siente inseguro. Al hacerlas, es una forma de evitar conflictos con perros o personas. Serían como una bandera blanca.

¿Cuáles serían estas señales?

  • Desviar la mirada
  • Girar la cabeza
  • Sacar y meter la lengua
  • Plegar las orejas
  • Ponerse panza arriba 

¿Cuándo puedes verlas?
Por ejemplo, cuando le echas la bronca a tu perro, si se está afectando por tu enfado puede que desvíe la mirada, se agazape o te gire la cara… Si ves alguna señal de estas, para tu enfado, también podrías verlas si un perro se pone delante del tuyo y le empieza a gruñir o si un niño se le acerca sin que le gusten los niños.

Un ejemplo típico en humanos sería en un ascensor: ¿miras fijamente al vecino o retiras la mirada?

Señales de amenaza

Este tipo de señales denotan normalmente gran malestar y las hacen cuando necesitan que otro perro o persona se aleje de ellos, bien pueden empezar a hacerlas cuando ya han superado la distancia de seguridad o para que no la superen. Aunque también hay perros que usan estas señales para intimidar o macarrear a otros perros.

¿Cuáles serían estas señales?

  • Gruñir
  • Enseñar los dientes
  • Cuerpo tenso y erguido
  • Rabo muy tenso y sin apenas movimiento
  • Boca cerrada
  • Mirada fija

¿Cuándo pueden hacerlas?
Es típico verlas en los encuentros entre machos enteros, se dan mucha señales de este tipo como, cuerpo tenso, rabo arriba y mirada fija.

La boca abierta y cerrada es muy interesante observarla porque es síntoma de que el perro cambia de un estado emocional a otro. Si por ejemplo estás cepillando a tu perro y no es muy amigo del cepillado, puede que en algún momento cierre la boca, eso es síntoma de que está más tenso. O si tu perro está con la boca abierta mientras está conociendo a un perro extraño y de repente la cierra, le mira fijamente y se queda como congelado, ten cuidado porque se está tensando mucho. Ojo, no siempre que tu perro cierra la boca es que esté tenso, analiza el contexto.

Las señales de amenaza son una forma de comunicación
Si tu perro gruñe o enseña los dientes, no debes corregirle ni castigarle porque es su forma de informar que tiene un problema y es la manera que tienes tú de reconocer que a tu perro le pasa algo, si las inhibes a través de tus enfados y correcciones, tu perro aprenderá que no tiene sentido hacerlas, las dejará de hacer pero emocionalmente seguirá estando tenso y tú creerás que está bien. Y justo ahí puedes tener sustos, al creer que tu perro está bien pero no porque puede llegar a morder PERO sin avisar. Por eso, dentro de lo malo de la situación, es bueno y saludable que las hagan porque nos informan y podemos ayudarles.

Ojo, con esto no quiero decir que no hay que darles importancia, en absoluto, si hacen eso es que tienen un problema y habrá que trabajarlo pero eso ya lo dejo para otro post.

Observa en este vídeo cómo el galgo se tensa cuando su tutora le da la comida y cómo está a punto de reaccionar hasta que el boxer ve las señales de amenaza y se va.

Cómo reconocer cuándo tu perro está estresado

Hay otro tipo de señales, las de estrés, que nos indican que nuestro perro está pasando por una situación de estrés o que la acaba de terminar.

¿Cuáles serían estas señales?

  • Bostezo
  • Jadeo
  • Sacudirse
  • Monta

¿Cuándo puedes verlas?
El bostezo se da durante una situación de estrés, sin embargo, el sacudirse se da justo cuando ha terminado la situación, es como quitarse de la tensión de encima. No siempre que bostezan es que están nerviosos, si se levanta de una siesta de 2h y bosteza, por nervios, no es.

3 falsos mitos sobre el lenguaje corporal de los perros que debes saber


1. El perro cuando mueve el rabo está contento

No, el perro cuando mueve el rabo está nervioso, para bien o para mal. La cola es importante para los perros para el equilibrio y es un buen indicador de su estado de ánimo.

Se suele pensar que si un perro mueve mucho la cola es que está contento y tiene una actitud juguetona, pero esto es si los movimientos son de lado a lado, relajados y están acompañados de otros movimientos o señales corporales que expresan ese ánimo. 

Si no es así, el movimiento de la cola lo que indica es excitación, pero esa excitación puede significar muchas cosas, desde esa alegría y ganas de jugar hasta miedo, tensión o inseguridad.

Según su posición también se asocia con mayor confianza o seguridad del perro (si la tiene hacia arriba) y con una actitud más insegura o sumisa (si la tiene hacia abajo o incluso la mete entre las piernas). Pero hay que tener cuidado con esto porque algunos perros siempre tienen la cola hacia arriba por su propia morfología. 

La rigidez o relajación de la cola del perro también nos aporta información, Si está rígida e inmóvil denota tensión. 

2. El perro cuando monta está dominando

No, el perro cuando monta puede ser un síntoma de estrés, o bien puede haber olido una hembra en celo, o bien puede hacerlo para controlar al otro. La diferencia es enorme porque, en este caso, no suelen mover las caderas, tienen la boca cerrada y gruñen.

3. El perro cuando gruñe puede morder

No, el perro que gruñe, normalmente, es para evitar morder. 

Ahora que ya sabes cómo entender el lenguaje corporal de los perros, seguro que mejoras la comunicación con tu perro y, por tanto, la convivencia. Recuerda también que lo importante para fortalecer vuestro vínculo es que paséis tiempo de calidad juntos. 

Post destacados

como entrenar a mi cachorro

Cómo educar a un cachorro

Comenzar el adiestramiento en la vida de nuestro can puede marcar una diferencia en su comportamiento cuando sea un perro maduro El adiestramiento de cachorros

Cuidados básicos para un cachorro

Cuidados básicos para un cachorro

Tener un cachorro en casa te aporta una felicidad inigualable todos los días. Los cachorros son muy graciosos y adorables, todos hemos pensado alguna vez,